CONSEJOS BÁSICOS PARA REFORMAR TU DORMITORIO

Uno de los puntos fundamentales cuando se pretende cambiar la decoración de una habitación consiste en acertar en la elección de los colores. El mismo dormitorio puede tener provocar distintas sensaciones, como de acogimiento o rechazo, variando simplemente el tono con el que están pintadas las paredes. Incluso puede crear un efecto óptico, como hacer que parezca más grande o más pequeña, más alta o más baja.

Los colores claros siempre han proporcionado impresión de profundidad y lejanía y no nos agobian. Un techo pintado de blanco pasa desapercibido. En cambio con un color oscuro parece algo pesado que se te cae encima.  Además los tonos suaves calman el ánimo y tranquilizan, por eso los hospitales tienen sus paredes interiores decoradas con tonos claros. Lo malo es que el color demasiado blanco resta personalidad a las paredes, haciéndolas más frías e impersonales. No dan la calidad de un hogar. Por eso siempre será necesario disponer algún elemento decorativo con tonos vivos para que confiera un poco de carácter al paramento.

14

Las paredes claras tienen una particularidad, hacen rebotar a la luz que reciben, tanto natural como artificial. Por lo que la iluminación parecerá más brillante sin tener que aumentar la superficie de ventanas o instalar bombillas potentes.

Cuando se pretende decorar una habitación debemos prestar atención a las líneas generales de la estancia. Estamos hablando de las vigas, columnas, y la disposición de radiadores y ventanas. Las alfombras, cortinas y tapicerías serán los elementos con los que convendrá jugar para dar tonos armoniosos a las paredes, porque son suaves a la vista y al tacto y aportan tranquilidad al ambiente de la estancia.

Si tenemos una pared con una superficie áspera de ladrillo, piedra u hormigón visto, quizá sea una buena idea compensar su efecto colocando un elemento delicado, como un reloj antiguo o un cuadro de colores suaves. De esa manera rompemos la pesadez del muro plano y aportamos un toque de color suficiente.

Como decorar una habitación cuando pretendemos buscar un equilibrio entre los tonos y colores es algo que debemos planificar mucho antes de empezar a mover muebles por la estancia. No todos los colores deben aportar frescor ni todos los elementos deben ser antiguos, porque se haría todo muy pesado y acabaría cansando al usuario. Debe haber siempre un equilibrio entre los distintos muebles y adornos.

Una gran pared desnuda puede compensarse con una alfombra mullida y colorida. Y una estancia revestida en madera debe equilibrarse con algunos objetos ligeros y modernos que destaquen del entorno. La clave es romper la monotonía y no aburrir. Una pared con franjas verticales aporta altura a la habitación. Pero habrá que disponer algún elemento horizontal para romper esa visión vertical.

En definitiva, siempre conviene tomar apuntes de publicaciones especializadas y planear bien todo lo que se quiere hacer, porque una vez cambiada la decoración luego costará mucho volverle a dar otro aire, en caso de que el resultado no termine por convencerte.

Be the first to comment on "CONSEJOS BÁSICOS PARA REFORMAR TU DORMITORIO"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*