BRAINSPOTTING

El brainspotting es una técnica de la psicoterapia muy novedosa, su nombre en inglés viene de “brainspot” que significa punto del cerebro, refiriéndose así al punto central de esta terapia: hacer que el paciente sea consciente de la relación que existe entre el cerebro y cualquier acción que realice el cuerpo.

Teniendo pleno conocimiento de cada proceso interno, logra relacionar vivencias y acciones actuales con traumas del pasado, todo basado en movimientos oculares, si el individuo reduce estos movimientos puede procesar las experiencias de una forma más digerible y con menos impacto emocional.

El Brainspotting es una técnica nueva en el año 2003 el Dr. David Grand Ph.D  especializado en EMR (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing en inglés o Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares, en español) trabajo con pacientes que experimentaban traumas.

A través de los movimientos oculares, descubrió la estrecha relación que existe entre los procesos oculares, el cerebro y los eventos traumáticos actuales y pasados de la persona. Dirigiendo los movimientos oculares noto que cuando se revivía el trauma los ojos realizaban un movimiento involuntario.

Al trabajar centrado en cesar el bloqueo ocular noto la mejoría en sus pacientes, determinando así profundizar esta técnica. El brainspotting consiste en evaluar la colocación que específicamente tiene del ojo, el especialista debe seguir los enfoques oculares hasta dar con el Brainspot.

El paciente debe indicar cuando en cierta posición note algún cambio interno, a la par el psicoterapeuta debe estar atento a las respuestas corporales, ya sean movimientos involuntarios, parpadeos repentinos, temblores, entre otros para dar con el Brainspot.

Los pacientes que vivieron eventos traumáticos pueden reaccionar igual que al momento de suceder dicho trauma, la función del psicoterapeuta es determinar esto y guiar al paciente para impulsar al cerebro ubicando así momentos significativos en el subconsciente.

Libera estas emociones estancadas y desaloja al paciente de traumas, perturbaciones al atacar el foco de activación de estas vivencias. Al vivir una experiencia traumática personal queda grabada en el circuito neuronal del cerebro teniendo consecuencias a lo largo de la vida.

Estos eventos traumáticos pueden desencadenar diferentes tipos de trastornos como: ansiedad, adicciones, fobias, entre otros, el Brainspotting es una técnica innovadora y de vanguardia permite trabajar a profundidad los eventos traumáticos que pudo experimentar en el pasado para liberar al paciente de los trastornos del presente.

El  Brainspotting revela al paciente la relación que su cerebro establece entre el pasado y el presente, permitiendo así visualizar los problemas de una manera diferente disminuyendo y eliminando de esta forma las fobias o trastornos que sufre en la actualidad a causa de traumas que vivió en otro momento,