Consecuencias psicologías de la negligencia médica

Los médicos suelen ser la salvación de cualquiera en caso de que su vida dependa de un hilo.

Es normal acudir al médico una vez que sentimos que algo no anda bien en nuestro cuerpo, sabemos que los profesionales en esta área están capacitados para solventar cualquier situación de este tipo, así que le ponemos nuestro cuerpo en sus manos, creyendo fielmente que salvarán nuestra salud.

Sin embargo, no todo sale de la mejor forma en ciertas ocasiones. Muchas veces, existen accidentes en los hospitales, por diversas causas.

Estos accidentes que muchas veces son por causa de una mala práctica por medio de los profesionales, dejan consecuencias severas en los pacientes, las cuales no son tan fáciles de superar.

¿Qué tan grave puede ser una negligencia médica?

La negligencia médica se define por abarcar todas las acciones inaceptables dentro del sector salud. En general, la negligencia médica o también conocida como mala praxis, es conocida por ser una mala práctica en el tratamiento y cuidado del paciente.

Una vez que no se siguen las reglas establecidas dentro de la profesión y por causa de ello se le ocasiona un daño grave al paciente, se considera negligencia médica.

Y esto es una situación muy difícil, la cual podría llevarse ante un juicio, sancionando bajo la ley a los responsables.

Las consecuencias psicológicas con las que cargan las víctimas de este suceso pueden ser fatales, las comunes entre ellas son:

Inquietud y ansiedad: los pacientes que han sufrido de una mala práctica presentan mucha inquietud y ansiedad, lo cual es muy normal. En ocasiones estos daños pueden durar años, limitando altamente la calidad de las personas.

Ira: los pacientes se sienten a la defensiva y comienzan a cuestionarse lo sucedido. Esto a su vez le provoca resentimiento, el cual puede convertirse en odio, tanto a los médicos como a los demás.

Desconfianza: su autoestima decae y la confianza de volver a un centro médico desaparece por completo.

Estrés: una señal muy obvia en los pacientes que son victima de la negligencia médica. El estrés puede presentarse de varias formas según el paciente, por lo cual se recomienda tenerle la mayor paciencia posible.

Pero ¿Qué debo de hacer si me encuentro ante un caso de negligencia médica?

Lo primero que debes hacer es recaudar todas las pruebas posibles para ayudar comprobar tu demanda. Para ello es importante tener información acerca de tu historia clínica, la cual demuestre que si ha existido una mala praxis.

Una vez que tengas todas las pruebas, debes contactar a un abogado que se encargue de este tipo de eventos, él te asesorará con los demás pasos que deberás hacer.