Como verificar el estado de los amortiguadores

Es necesario que tus amortiguadores estén en buen estado para que puedas conseguir el máximo rendimiento en tu coche y la mayor seguridad. Para que puedas cambiar amortiguadores coche al mejor precio te recomiendo que visites el taller mecánico de Aurgi, porque allí encontrarás los mejores precios.

Sin embargo, es necesario que sepas cómo revisar los amortiguadores para que puedas saber cuándo es el mejor momento para cambiarlos. Por este motivo, hoy te he preparado este post con algunos consejos para que puedas conocer los puntos básicos para revisar los amortiguadores.

Consejos para revisar tus amortiguadores

Para que puedas revisar tus amortiguadores debes tener en cuenta algunos puntos que resultarán básicos para que puedas saber si debes cambiarlos. Dentro de ellos se encuentran los siguientes:

Observa las defensas del coche

La observación puede hacer que detectes si algún amortiguador se encuentra en mal estado de una forma muy rápida y efectiva. En todo caso, se trata de aparcar tu coche en un lugar completamente plano y asegurarte de observar el coche desde lejos.

Si el coche se inclina hacia algún lado esto quiere decir que ese amortiguador estará en mal estado. Debes tener claro que, los amortiguadores se cambiarán por pares y no únicamente un amortiguador que esté en mal estado.

Prueba del rebote

Esta es una prueba muy fácil de hacer y que puede ayudarte a saber si tus amortiguadores se encuentran en buen estado. Para hacerla, debes ejercer presión sobre la carrocería hasta que la suspensión descienda y debes soltarla para que el coche vuelva a su posición original.

En el caso de que el coche vuelva a su posición después de varios rebotes, quiere decir que los amortiguadores están desgastados. Es indispensable tener en cuenta que, el coche debe volver a su posición en un solo movimiento de lo contrario tendrás que cambiarlos.

Revisión periódica

Es necesario que revises tus amortiguadores de una forma periódica en un taller de confianza para que puedas saber si están en buen estado. Lo más aconsejable es que hagas una revisión de los amortiguadores por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros para garantizar el rendimiento.

En esta revisión se pueden detectar posibles fallos en los amortiguadores o fugas de aceite que pueden ser reparadas. Recuerda que, a pesar de que los amortiguadores tienen una durabilidad de hasta 120.000 kilómetros, esta puede disminuir dependiendo de los terrenos por los cuales circularás, por lo que la revisión es indispensable.