Consejos para la compra de una pizarra blanca

En cualquier empresa, las pizarras blancas son un elemento esencial porque te aportarán muchas ventajas interesantes. Para comprar las mejores del mercado debes visitar www.pizarras-blancas.es, puesto que encontrarás los modelos que necesitas a los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, debes tener en consideración que no todas las pizarras se ajustarán a tus necesidades, y por esto te he preparado este post. Aquí encontrarás toda la información que necesitas para escoger de una forma adecuada tus pizarras blancas.

¿Cómo se escoge una pizarra blanca?

Para que puedas escoger una pizarra blanca para tu empresa o para tu hogar, debes fijarte en algunos puntos que resultarán fundamentales. Dentro de los principales a tener en cuenta están los siguientes:

Tamaño de la pizarra

Es fundamental que la pizarra que escojas sea del tamaño que necesitarás para todos tus espacios, porque así podrás conseguir un gran rendimiento. Por este motivo, antes de comprar, lo más aconsejable es tomar medidas para que no vayas a equivocarte al elegir el tamaño de tu pizarra.

En todo caso, podrás encontrar pizarras de un tamaño compacto, hasta grandes pizarras para un salón completo. Por este motivo, escoger ben el tamaño será fundamental para que puedas tener la mayor versatilidad posible en tu pizarra.

Elementos de movilidad

Las pizarras blancas pueden ser fijas o móviles, siendo estas últimas muy versátiles al permitir desplazarse por cualquier parte. Las de menor tamaño suelen incluir caballetes que permiten que se puedan colocar en cualquier lugar sin necesidad de una fijación en la pared.

Por otra parte, si las pizarras son de gran tamaño, tendrás que optar por un sistema con ruedas para su desplazamiento. De esta forma, podrás asegurarte de que la pizarra se podrá mover fácilmente y que no tendrás ningún tipo de inconveniente si necesitas desplazarla a cualquier parte.

Tipo de superficie

Dependiendo del tipo de uso que le vas a dar a la pizarra deberías elegir la superficie de una forma correcta. Para el uso en el hogar o para un uso esporádico, una pizarra con superficie de melamina puede ser suficiente, aunque esta se manchará más rápidamente.

Sin embargo, para el uso intensivo, debes asegurarte de escoger una pizarra blanca que tenga una superficie de acero lacado o vitrificado. Esto debido a que este tipo de superficies tendrán un mayor rendimiento, y podrán ofrecerte una mayor durabilidad porque no se manchan tan rápido, además de ser magnéticas para el uso de imanes.