Cuando cambiar los discos y pastillas de frenos

Es muy importante tener el sistema de frenos en buen estado para que puedas conseguir una buena capacidad de frenado en tu vehículo. Si necesitas reparar tu vehículo lo mejor es recurrir a los desguaces y piezas de segunda mano para que así puedas ahorrar mucho dinero.

Pero, puede que no sepas exactamente cuándo se cambian los elementos del sistema de frenos, para que puedas conseguir así el máximo rendimiento. Por esto he preparado este post, para que conozcas más al respecto y sepas exactamente cuándo hacer el cambio.

¿Cuándo cambiar los discos de freno?

Los discos de freno se destacan por ser unas piezas altamente resistentes que pueden tener una durabilidad de 120.000 kilómetros e incluso mucho más. En todo caso, debes asegurarte de que estarás revisándolos de forma periódica, porque algunos factores podrían causar daños en los mismos.

Las pastillas de freno muy desgastadas o cristalizadas pueden afectar la superficie de los mismos causando así una disminución en la vida útil de los mismos. Por este motivo, debes estar revisando el sistema de frenos de forma periódica para asegurarte de que estará en buen estado.

¿Cuándo debes cambiar las pastillas?

La mayoría de talleres mecánicos te recomendarán que hagas el cambio de las pastillas de freno cuando estas aún tengan el 30% de la goma. Por este motivo, las revisiones periódicas son fundamentales, porque dependiendo de tu tipo de conducción será el desgaste de tu sistema de frenos.

Debes asegurarte de no apurar demasiado los frenos y en caso de que tengan menos de 3mm de goma debes hacer el cambio de forma inmediata. Asegúrate de que harás una revisión por lo menos cada 20.000 kilómetros para asegurarte de conseguir así el rendimiento ideal en tu vehículo. También si las pastillas están demasiado cristalizadas puede ser necesario que hagas un cambio de las mismas.

¿Por qué debes mantener tus frenos en buen estado?

Existen varios motivos por los cuales debes mantener tu sistema de frenos funcionando en perfecto estado. En todo caso, el primero de ellos es la seguridad, porque si la distancia de frenado aumenta demasiado esto podría causar accidentes en las vías.

También es importante tener en cuenta el coste de la reparación, porque si no cuidas bien tus frenos este podría ser muy elevado. Si se llegan a romper el disco de freno o el pistón del freno, será necesario invertir aproximadamente 800 euros en la reparación de todo el sistema de frenos.